Leyenda del caballo huasteco

El señor Demetrio Ahumada, de 73 años y oriundo de Chapulhuacanito, San Luis Potosí, nos relató esta leyenda.

Cuentan que después de que cayó el imperio, por San Luis Potosí pasaron los franceses, perseguidos por los mexicanos.

Estos franceses traían muchos caballos y muy buenos, que aguantaban andar por caminos de herradura. Iban rumbo a Acapulco; esa era la ruta que llevaban para embarcarse a su tierra.

En esta zona, cuando llueve, la temporada se pone muy dura. Y pasó que cerca de aquí, en ese lugar que se llama Temaxitóchil, se atolló un caballo. Por más que el jinete trató de sacarlo con palos, y lo hacía para un lado y para el otro, nunca lo pudo lograr y allí lo dejó. Entonces lo que hizo fue quitarle la montura, y se fue.

Los vecinos de la ranchería vieron al caballo. Con palos y con todo lo que pudieron, por fin lo sacaron del atolladero y lo soltaron en el campo.

Luego luego, el animal empezó a buscar pasto y a comer, y sucedió que como había yeguas por allí, nació un potrillo lindo, que después fue famoso porque era muy ligero.

El potrillo tenía unas patas que más que correr, parecía que volaban. Anduvo por Nexpa y anduvo también en las fiestas de San Martín, donde son muy aficionados a las carreras de caballos.

Sucedió que este caballo siempre ganaba por un cuerpo o más. No había ninguno que se le igualara en las carreras. Por más que buscaron por todas partes alguno que compitiera con el huasteco no encontraron ninguno, porque éste que les cuento daba unos saltos de seis a siete metros.

Pero una vez lo llevaron a Pachuca a correr con una yegua americana muy buena. Y sí era tan ligera la yegua, que le llevaba la delantera al huasteco. Pero el caballo, muy cerquita ya de la meta dio tres saltos tan grandes que algo se le reventó por dentro y cayó muerto, pero ganó. Ese fue el fin del caballo huasteco.

¿Conoces alguna canción que hable de caballos? Apúntala aquí. Si no conoces ninguna, escribe unos versos para el caballo huasteco.

Dibuja la parte de la leyenda que más te gustó o que más te impresionó.